¿Qué es una casa pasiva?

Una Casa Pasiva es una edificación eficiente que busca reducir al máximo la demanda energética del edificio mediante estrategias de diseño global. Concretamente, reduce un 90% el consumo energético respecto a una casa normal.

ARQUITECTURA PASIVA

Como arquitectura pasiva entendemos cualquier elemento que logre mejorar la eficiencia energética a través de los recursos naturales. Vamos, una construcción que consigue reducir la demanda de calefacción y refrigeración, a través de soluciones como una buena orientación solar o un buen aislamiento en los muros. Ahora bien, el concepto de casa pasiva está cogiendo mucha fuerza en los últimos años gracias a la certificación Passivhaus creada en Alemania hace más de veinte años y que se basa en reducir la demanda de calefacción a través de sistemas pasivos, a menos de 10W/m2
Se trata de construir casas perfectamente aisladas que son prácticamente herméticas al paso de aire. Como no hay intercambio de aire con el exterior, la renovación de aire interior se hace de forma mecánica mediante un intercambiador de recuperación de calor: así conseguimos una vivienda completamente hermético y aislado, del que podemos controlar mecánicamente la calidad y temperatura del aire con un coste energético muy bajo.